domingo, 5 de abril de 2009

Luego de existir


- ¿Pero qué dices?, no te entiendo.

- Es simple, ayer me di cuenta de ello, simplememte es algo que se siente.

- Sigo en las mismas.

-Es como un deja vu, pero sin serlo, porque no es sólo una sensación de haberlo vivido, es saber desde tus entrañas que ahora sí lo estás viviendo, que antes era como un sueño, como cuando estás medio despierto medio dormido y manipulas las imágenes con la mente viajando a través de planos de tu imaginación recorriendo lugares y situaciones conocidas y desconocidas al mismo tiempo.

- Eso parece como un transtorno de la mente, ¿estás bien?

- Ash! es en serio, es difícil de explicar cuando no se encuentran las palabras para ello.

- Bueno, ¿pero cómo es posible que sepas todo lo que sabes si tu existencia ha sido un hecho a partir de unos cuantos meses?, ¿cómo creciste?, ¿cómo aprendiste?

- No sé, no conozco la respuesta a eso, pero sí sé que antes de mi existir no vivía realmente, era como una especie de caparazón, como un molde que algún día albergaría sentimientos verdaderos.

- ¿De qué sentimientos hablas?

- Nunca antes había sentido el amor, el interés de esa manera, la ansiedad de verla, nunca antes había sentido un abrazo o un beso, no había recibido un te quiero, nunca antes me importó alguien de aquella manera, jamás había respirado un aliento como aquel, ni mi corazón había latido con determinación.

- Estás algo trascendental hoy.

- Por supuesto, no es común nacer a los 25 años.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar